Sube la fiebre del K-Pop

Por: Sindialis Albaladejo Fuentes

Ritmos animados, versos pegajosos, elaborados videos musicales, una fanaticada ferviente, un escape, son lo que componen a uno de los fenómenos más populares a nivel global: el K-pop.

La cultura coreana ha tenido un crecimiento global. Su música ha llegado a millones de fanáticos alrededor del mundo. Su contenido de entretenimiento se ha posicionado como los favoritos entre las personas. Ahora conocemos su impacto, pero ¿cómo llegó a ese nivel?

Luego de la división de Corea, el país fue influenciado por géneros musicales de otras partes del mundo dando paso a transformaciones en sus contenidos. Para la década de los 90’s, comenzó lo que hoy se conoce como la ola coreana. En esa época surgió un grupo llamado “Seo Tai-ji & Boys” quienes revolucionaron el mercado debido a que su música tenía influencias del rap, hip-hop americano y versos en inglés, pero con letras más positivas y una vestimenta característica. A las personas les encantó lo diferente que era el grupo y ellos se convirtieron en la fórmula del éxito en la industria. A causa de la tecnología y la globalización, este contenido se esparció cada vez más, y a diversas partes del mundo. Gracias a ello, hoy se conoce a la música coreana como K-pop que significa “Korean popular music”.

Según un artículo de la agencia de noticias Yonhap News, el K-pop es un género musical que actualmente es escuchado aproximadamente 8,000 millones de veces como media mensual. Las canciones de K-pop, hoy día, poseen melodías y coros repetitivos con versos en inglés los cuales les llama la atención a fans internacionales. La mayoría de las canciones de K-pop son interpretadas por agrupaciones como Seventeen, BTS, Monsta X, Blackpink, Twice, NCT, entre muchos otros.

Una de esas fans lo es Anelis Peña Sáez, una estudiante universitaria que lleva siguiendo este género musical hace cinco años. Según Peña Sáez el K-pop ha representado un medio de escape en situaciones difíciles en su vida. Un ejemplo de eso fue cuando la canción del grupo BTS, “Spring Day”, cuya letra trata acerca de la amistad, la ayudó a aceptar que una relación amistosa que tuvo no estaba funcionando. Entusiasmada dijo, “a veces cuando estoy estresada, pongo una canción así bien poppy, bien chula y como que se me quita el estrés”. De igual manera, Sandra Patricia Ruelas Lisboa, fanática de más de 10 años de este género, dijo que esta música inspira el arte que ella crea y también influye en sus emociones.

La realidad es que esos grupos no se formaron de la nada. Antes de convertirse en “idols” los exponentes de este género pasan por un proceso de entrenamiento antes de ejercer su profesión, a diferencia de muchos artistas de occidente. Las compañías crean una imagen de esa persona para que parezca perfecta ante el público.

Precaución con estándares asiáticos de belleza

De acuerdo con la psicóloga clínica, Layma Colón, en muchos casos, esto puede tener consecuencias negativas, ya que fanáticos podrían llegar idealizar e idolatrar a estas celebridades al punto de dejar de velar por su bienestar. Algunos fans pueden llegar a querer imitar a los artistas que admiran. Ella indicó que este comportamiento puede surgir, ya que “a los jóvenes tener tanto acceso a la tecnología, se obsesionan o ven una realidad que no es la norma e idealizan una vida que no es la realidad”. Explicó que, por esto, muchos jóvenes pueden desarrollar trastornos de alimentación como anorexia o bulimia, ansiedad y el trastorno dismórfico corporal. Además, mencionó que no se pueden comparar con los estándares de ese país, ya que la genética y la cultura son diferentes.

La doctora resaltó que sí se puede ser fan de una celebridad de manera saludable y estableciendo límites. Expresó que es saludable seguir a celebridades que hablan abiertamente sobre temas de salud mental a sus seguidores en las redes sociales para romper con tabús. A esto, Ruelas Lisboa y Peña Sáez, añadieron que la plataforma Mindset de Dive Studios es de gran ayuda en este tema, ya que celebridades de grupos de K-Pop les hablan a sus fans sobre sus experiencias y salud mental. Gracias a esto, los fanáticos tienen una oportunidad escuchar a sus ídolos hablando de temas con los que se puedan identificar. Layma Colón enfatizó que es de suma importancia que utilicemos las redes sociales con propósitos positivos con el fin de educar acerca de temas de salud mental.

Leave a Reply