El pelo rizo como la norma, no la excepción

Por: Nahara Polanco Rosado

En la actualidad, son cada vez más las personas que eligen utilizar su cabello rizado siendo esta la textura que predomina a nivel mundial, cubriendo aproximadamente más del 60% de la población según un artículo de Botaniq. De igual forma, los prejuicios y el discrimen hacia este tipo de pelo han disminuido considerablemente, siendo ahora más aceptado en ambientes laborales y sociales. Se ha vuelto más común ver a mujeres -y hombres- lucir cabellos de todo tipo de rizo sin sentir la necesidad de ocultarlo, porque no se ve “arreglado” o “profesional”.

Estos y otros cambios positivos han logrado impactar a la mujer puertorriqueña, que ahora tiene más opciones para el cuidado de su cabello rizado que hace una década atrás, conforme a un escrito de Floricua.  

Ante movimientos significativos como estos, y de acuerdo a un artículo de Pulso estudiantil, también han aumentado en la isla los famosos salones de belleza especializados en cabello rizado, que ofrecen servicios exclusivamente o mayoritariamente a personas con este tipo de cabello. Sin embargo, se ha notado una falta de preparación en los salones de belleza “tradicionales” a la hora de recibir clientes con cabello texturizado.

“Cuando yo comencé a estudiar cosmetología, ese fue mi enfoque, entrar para aprender a recortar para al menos tener una base en cuestión de los canvas de los cabellos, qué hacer con ellos. Y cuando yo empecé a hablar del cabello rizo allí, nadie sabía nada”, expresó la especialista en cabello rizado por más de seis años Kiara Pomales, quien ha acudido a seminarios de estudios continuos y ha percibido la falta de conocimiento por parte de estilistas que no han tomado la iniciativa para educarse sobre la textura de cabello que impera en una sociedad afrocaribeña como la de Puerto Rico.

“Hay muchos salones que mienten, te van a atender nada más por hacerse el dinero y tú sales de allí con el pelo masacrao, porque me ha pasado. Me ha pasado ir a un beauty, termino con algo que no me gusta y terminan añadiéndote un producto que es para cabello rizado y no saben utilizarlo tampoco”, expresó Ana Rosa, blogger de la página Rizos en el Trópico.

Este tipo de experiencias son las mismas que otras mujeres y hombres alrededor de la isla han tenido que enfrentar cuando no tienen la oportunidad de visitar salones de belleza especializados en cabello rizado, en donde muchas veces los servicios que se ofrecen allí pueden resultar ser inaccesibles monetariamente. Es entonces cuando, ante la aceptación de un cabello que en el pasado era mal visto, estilistas que no han trabajado estas texturas, pero que tienen costos por servicios alcanzables, pueden aprovecharse para simplemente ofrecer un servicio que esta de “moda” y no una experiencia, según Pomales.

“Los salones de belleza tradicionales ya tienen que implementar esto de añadir especialistas porque así es como se les llama, especialistas en pelo rizado”, comentó Ana Rosa. En lugar de continuar abriendo salones de belleza especializados en cabello texturizado, lo que podría parecer un tipo de segregación más allá de un avance por la inclusión, es tiempo de que los estilistas puertorriqueños se eduquen más, “porque por lo general, en la escuela de belleza no les están enseñando como recortar el pelo rizo”, dijo Rosa. “Yo pienso que tienen que tener una responsabilidad en cuanto a la población (los estilistas) porque en Puerto Rico no todo el mundo tiene el pelo lacio” añadió la blogger.

Leave a Reply